Editorial: ”No sé = decisión pasiva”

Tabla de contenidos

El otro día estuve comiendo con una sobrina mía de 20 años, y me llamó la atención su constante respuesta, que más que respuesta, parecía más bien una frase automática que se le disparaba de su cerebro cada 2 minutos: “No sé” Empezó a estudiar inglés en la Universidad el año pasado, y está pensando, aunque yo diría más bien semi-soñando, en irse 2 o 3 meses a un país de habla inglesa para aprender más.

Editorial Junio 2012

Cada vez que le preguntaba: ¿Qué te impide irte? ¿Cómo puedes lograrlo?, ¿Quién te puede ayudar? ¿Qué más cosas o gente necesitas para lograrlo? ¿A qué tienes que renunciar aquí para lograrlo? Su respuesta era ¡“No sé”!

Le hice notar que me estaba dando esa respuesta constantemente, y entonces me dijo “Sí, es cierto, esto lo he venido haciendo por mucho tiempo, desde que era pequeña”.

Qué curioso, pues en ese momento se dió cuenta que lo venía haciendo desde que tiene uso de razón, o antes. Y entonces le dije que si se daba cuenta que cada vez que decía “no sé” era como cerrarse las puertas así misma. Era evitar pensar por ella misma, era evitar conocerse. En definitiva, era no asumir la responsabilidad de lo que puede o no hacer.

Ella lo entendió y me dio la razón aunque me miraba con cara algo extrañada, y entonces le dije: ¿Cómo te afecta la decisión que estás tomando?, y me contestó, “¿Qué decisión?, precisamente no sé qué hacer para irme”.

Bueno, le dije, te das cuenta de que estás decidiendo no hacer nada!! Que estás a la espera de si te contactan de ese sitio donde has escrito, que estás a la espera que te digan si pueden ayudarte con algo más de dinero, que estás esperando a que el amigo de tu amigo, te diga si tiene algún contacto, que estás esperando….a que otros decidan por ti. Eso, es sí mismo es una decisión, la decisión de no tomar la iniciativa.

¿Cuántas personas conoces que dicen que no saben qué decidir, y no hacen nada al respecto de su situación? Con (decidir) no de hacer nada, ya están tomando una decisión pasiva, y no se dan cuenta que están dejando en manos de terceras personas, o del destino, su propio destino.

Desgraciadamente es más común de lo que nos creemos, y oímos “no sé” tan a menudo, que el mundo parece esperar el milagro o de que venga superman a rescatarles.

Y tú ¿Qué necesitas para responder a esos “no sés” qué tienes en tu vida? ¿Cuántos años estás dispuesto/a esperar hasta conocer la respuesta?

Te invitamos a que compartas en pocas líneas tus respuestas aquí

No has podido suscribirte a nuestro Newsletter, por favor intenta nuevamente.
Te has suscrito exitosamente a nuestro newsletter. Pronto recibirás un email de confirmación en tu email.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo electrónico artículos y tips para impulsar tu desarrollo personal y profesional

Open chat
Hola 🙋🏽‍♀️,

¿Cómo te podemos ayudar hoy?