MINDFULNESS en el trabajo No es Control mental

mindfulness neurociencia

Tabla de contenidos

Las críticas sobre el Mindfulness han crecido junto a los programas en el trabajo. ¿Pero no estarán matando al bebé antes de que comience andar en las empresas?

Hay un contragolpe gestando contra el Mindfulness o la atención consciente en el trabajo.

“Las corporaciones se están subiendo al carro del mindfulness, ya que se desplaza convenientemente la carga a cada empleado”, escribe Ron sobrecargo y David Loy en el Huffington Post. “El estrés se enmarca como un problema personal, y el mindfulness se ofrece como el medicamento correcto para ayudar a los empleados a trabajar de manera más eficiente y con calma dentro de ambientes tóxicos.”

¿Tienen realmente base científica estos argumentos? O se quieren cargar a la criatura antes de que comience a dar resultados? La Atención consciente es una práctica milenaria, y sabido es que para que surta efecto hay que dedicarlo tiempo y sobre todo ser constante. No necesariamente debe de ser mucho tiempo seguido, pero si debe ser constante, aunque sea en espacios cortos de 5 minutos 3-4 veces al día, puede aportar más que una vez por 30 minutos seguidos.
Los investigadores, profesores de mindfulness, y expertos en negocios todos parecen coincidir en que las banderas rojas suben cuando las empresas empiezan a complicarse con las mentes de sus empleados. Y sin embargo, cada vez más estudios están encontrando que la formación en mindfulness también confiere muchos beneficios, entre los que destaca un mayor sentido de auto-control.

“Nuestros cerebros están en constante desarrollo, a sabiendas o no,” dijo el investigador mindfulness pionero Richard Davidson en su magistral conferencia. Del mindfulness, dijo, “es una forma de tomar la responsabilidad de tu propia mente.”
Richard Davidson es Director del Laboratorio Waisman for Imaging Cerebro y Comportamiento y el Laboratorio de Neurociencia Afectiva, y es un pionero en el estudio de la atención consciente.

¿Qué es el mindfulness o la atención consciente y qué se supone que aporta en el trabajo?

Así como crece la oferta de programas de atención plena para el trabajo, como SIYLI y el proyecto de Potencial, también crecen las críticas. Muchos de estos programas e intervenciones experimentales tienen como objetivo minimizar el tiempo necesario. Se están moviendo en línea, y están tratando de acortar el compromiso con tan sólo dos semanas, o tan sólo diez minutos al día. La mayoría se centran en la reducción del estrés, sobre la base de los estudios de investigación probado por Jon Kabat-Zinn en el programa de Reducción de Estrés Mindfulness.

Para los críticos, eso es precisamente el problema. Por ejemplo, Ronald Purser y Edwin Ng razonablemente señalan que “el estrés de los empleados no es auto-impuesto ni por la falta de la atención plena.” En cambio, el estrés surge de condiciones externas, a menudo condiciones injustas, como la inseguridad en el trabajo o el constante cambio tecnológico que la atención plena apenas puede mitigar, por muchas esperanzas que las corporaciones tengan en ello.

La solución, que Purser y Ng argumentan, es cambiar los lugares de trabajo, no cambiarse a sí mismo. Ellos descartan la posibilidad de que ayudar a los empleados a cultivar la conciencia de momento a momento, en realidad podría ayudar a cambiar el lugar de trabajo. Dado que todavía no hay ninguna evidencia de que la atención consciente podría ser un “caballo de Troya” que derrocara el orden corporativo, argumentan que:

En la revista británica The Conversation, Zoë Krupka carga contra las corporaciones que están señalando a la atención consciente y convirtiéndolo frívolamente en “una forma sencilla de soportar lo insoportable.”

Ella no está en contra del mindfulness en sí, sino contra lo que el corporativo pretende, una solución rápida y fácil. Como escribe Krupka, “Este es quizás el quid de la cuestión de la aplicación sin sentido, de la práctica de la meditación budista: la comercialización del mindfulness como una solución para el estrés laboral, en lugar de la conciliación con la vida, o el enfoque complejo espiritual que todos los seres humanos tenemos, y parece perdido desde la religión”.

Ese es un argumento con el que Fred Luskin, un terapeuta y director del Proyecto El perdón de Stanford, está completamente de acuerdo.

“Hay una expectativa de que algo que lleva décadas en desarrollarse puede ser transmitida a una cultura [las empresas] que tiene fundamentalmente diferentes objetivos”. Lo más importante de esos objetivos es, por supuesto, el beneficio.

De hecho, muchos de los presentadores en la conferencia de Mindfulness & Bienestar, parecían tener la intención de persuadir a la audiencia que la meditación consciente es bueno para la línea de fondo, que apunta a un creciente número de estudios que sugieren que la atención podría aumentar la felicidad del cliente, mejorar la toma de decisiones, o construir confianza en sí mismo en los líderes, todos los cuales teóricamente pueden ayudar a hacer el negocio más exitoso como un negocio.

Una oradora, Jacqueline Carter, destacó un beneficio que ni siquiera había pensado: que el entrenamiento de la atención consciente puede ayudar a salvar vidas en determinados puestos de trabajo. Podemos encontrarlo divertido imaginar carpinteros y electricistas fornidos que se sientan en cojines con las piernas cruzadas y los ojos cerrados, pero en la industria de la construcción, dijo Carter, la formación tiene un beneficio muy concreto.

“La mayor razón por la cual los accidentes ocurren en [de construcción] puestos de trabajo es que las personas no están prestando atención”, dijo en esta misma conferencia.

Jose L. Menéndez
Director General de OlaCoach Corporate
y Master Certified Coach

No has podido suscribirte a nuestro Newsletter, por favor intenta nuevamente.
Te has suscrito exitosamente a nuestro newsletter. Pronto recibirás un email de confirmación en tu email.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo electrónico artículos y tips para impulsar tu desarrollo personal y profesional

Open chat
Hola 🙋🏽‍♀️,

¿Cómo te podemos ayudar hoy?