Coaching vs mentoring: ¿Cuál es la mejor opción para ti?

Tabla de contenidos

Coaching vs mentoring. Diferentes, pero complementarios. Dos realidades distintas con un mismo telón de fondo: escucha activa, confianza en la capacidad del otro y buen nivel de empatía para interactuar de forma constructiva, profesional y sincera.

¿Quieres saber de qué se trata? ¿Tienes dificultades para cumplir con tus metas? ¿Deseas aumentar la fidelidad, la productividad y la motivación de tu equipo?

Sigue leyendo y descubre cuál es la mejor opción para ti.

5 diferencias entre coaching y mentoring

Ambos son procesos, herramientas o disciplinas de ayuda donde una persona (coach o mentor) guía a su cliente (coachee o mentee) para que alcance sus objetivos. Sin embargo, tienen enfoques y metodologías diferentes.

Ahí es nada, pero detrás de estas características propias del coaching vs mentoring existen numerosas diferencias:

  • Concepto 

El coaching es el proceso de acompañar, instruir y entrenar a una persona o grupo de personas por parte de un coach. Este se encarga de observarlos, orientarlos, acompañarlos, motivarlos y evaluarlos durante un periodo de tiempo determinado. 

El mentoring es el proceso de ayudar a una persona en su desarrollo profesional por parte de un experto en la materia con amplio conocimiento y experiencia en esa área. Es decir, es un proceso de enseñanza en el ámbito profesional.

  • Objetivo

Ambos tienen objetivos similares, pero se diferencian en la manera de llevarlos a cabo. El coaching persigue ayudar en el cumplimiento de las metas profesionales y personales, mientras que el mentoring trata de ayudar a un empleado en su propio desarrollo profesional y en el cumplimiento de los objetivos de la empresa. Es decir, apoya al mentee para que encuentre soluciones más eficaces a sus problemas operativos del día a día.

  • Enfoque 

El coaching está orientado a la acción, la solución de conflictos y la obtención de resultados, mientras que el mentoring pone el foco en la reflexión, la construcción de relaciones profesionales y la mejora de la persona, especialmente en la organización.

  • Conocimiento 

El coaching se desarrolla sobre una metodología específica que permite al coachee elaborar un plan y tomar acción sobre objetivos y competencias que se quieren desarrollar. El mentoring es una hoja de ruta que marca los pasos a seguir en el proceso para aprovechar el conocimiento y la enseñanza de los empleados con más experiencia y transferirlo a los demás.

  • Metodología

La metodología del coaching combina calidad de contenidos y práctica contrastada. Incluso, puede incluir metodología elearning con amplias herramientas de comunicación, atención docente constante y personalizada y seguimiento de aprendizaje. La metodología del mentoring se basa en una hoja de ruta establecida para la transferencia de conocimientos y en el aprendizaje a través de la experiencia.

Beneficios del coaching 

Si hablamos de disciplina, de ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos, de identificar las barreras que impiden su logro y de ayudar a las personas a superarlas, hablamos de coaching. 

Ahí van sus ventajas:

  1. Mejora el rendimiento en el trabajo. La productividad es un factor determinante para crecer. Y junto al rendimiento, es clave para acceder a nuevos mercados.
  2. Aumenta la productividad. Incrementa la productividad de tu equipo, aumenta la rentabilidad, ahorra costes y retiene el talento. 
  3. Mejora la comunicación en el trabajo. Sé más consciente de tus conversaciones y de la forma en que te comunicas. Sé coherente con el lenguaje, la emoción y la corporalidad. 
  4. Ayuda a establecer objetivos y metas. Establece metas particulares, realistas, alcanzables y motivadoras.
  5. Fomenta la creatividad. Florece la creatividad y la innovación, y consigue el máximo desarrollo personal y profesional. 
  6. Ayuda a resolver problemas. Traza un plan personal, desarrolla vínculos afectivos más sanos y toma decisiones sensatas.

Puede que tengas un buen trabajo, un conocimiento magnífico y unas ganas locas de crecer. Y nosotros nos preguntamos: ¿para qué quieres tanto talento si no sabes cómo potenciarlo al máximo? Porque sí, vales mucho, nadie dice lo contrario, pero no estás logrando los objetivos que deseas. Eso significa que no tienes un problema de talento, sino dificultades o desconocimiento para desarrollar habilidades de liderazgo que te lleven a lo más alto, tanto en lo personal como en lo profesional. Con coaching, es posible.

Beneficios del mentoring

El mentoring es una relación de ayuda y apoyo entre dos personas. La más experimentada, el mentor, guía a la menos experimentada, el mentee, en el camino a seguir para alcanzar sus objetivos. La finalidad del mentoring es mejorar el desarrollo profesional y personal.

Claro está, este proceso también tiene una serie de ventajas para quienes lo practican:

  1. Aprendizaje: el mentor ayuda al cliente a aprender de forma más eficiente.
  2. Refuerzo: el mentor refuerza las habilidades y el conocimiento del aprendiz. 
  3. Motivación: el mentor motiva al aprendiz a alcanzar sus objetivos.

Recuerda: el talento no siempre es sinónimo de crecimiento.

¿Cuál es la mejor opción para ti?

El coaching se ha convertido en una clave para acelerar negocios. Así lo confirmó el periódico Cinco Días, destacando su notable evolución en los últimos años. 

“Va más allá del acompañamiento y perspectiva externa a nivel estratégico. Incluye soluciones y herramientas de growth hacking que permiten impulsar el negocio a nivel comercial. Pero el factor realmente determinante está en las limitaciones que, sin darse cuenta, se autoimpone la empresa o el profesional. Y que el coach debe detectar y corregir”.

Ahora que llegamos al final de este artículo, es el momento de aclarar cuándo utilizar coaching y mentoring. Así que, presta mucha atención:

Coaching

  • Cuando se busca perfeccionar una habilidad específica del empleado.
  • Cuando necesitas mejorar el rendimiento de una persona en una situación laboral, deportiva o personal.
  • Cuando no se cumplen con las expectativas laborales.
  • Cuando tienes dificultades para manejar a tus equipos.
  • Cuando se implementa un nuevo procedimiento o sistema en la metodología de trabajo de la empresa que implica un cambio profundo.
  • Cuando existe una retroalimentación deficiente en el progreso de los empleados, lo que influye directamente en la falta de productividad.

Mentoring

  • Cuando la empresa necesita ayudar a los trabajadores a desarrollar su potencial de liderazgo.
  • Cuando se quiere facilitar la integración de los nuevos trabajadores.
  • Cuando se quiere retener el talento.

Tanto coaching como mentoring son utilizados en el ámbito laboral. Recuerda que el primero es una técnica que garantiza la mejora significativa de los recursos personales, como la capacidad de adaptación al cambio, de renovarse, de dar prioridad a tus valores y de mejorar tus relaciones personales y profesionales. Y el segundo es un recurso de cambio y mejora para todos los participantes y para la empresa, favoreciendo el aprendizaje organizativo y el desarrollo del talento, así como otros factores competitivos. 

¿Tienes dudas acerca del coaching y el mentoring? ¿Cuál es la formación apropiada para ti? Cuéntanos tus dudas y descubre todo lo que el coaching puede hacer por ti con OlaCoach.

No has podido suscribirte a nuestro Newsletter, por favor intenta nuevamente.
Te has suscrito exitosamente a nuestro newsletter. Pronto recibirás un email de confirmación en tu email.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo electrónico artículos y tips para impulsar tu desarrollo personal y profesional

Open chat
Hola 🙋🏽‍♀️,

¿Cómo te podemos ayudar hoy?