Mucho hablan “los teóricos” sobre la Actitud Mental Positiva-AMP. Pregúntale a alguien que le está yendo muy mal, y si le oyes hablar en positivo, escúchale al máximo y aprende de él/ella. Cuando las cosas van bien, es fácil hablar de la AMP, incluso fantasear sobre las circunstancias.

Hoy quiero compartir un caso real, de alguien que normalmente piensa en positivo, aunque sus palabras no siempre lo manifiestan, y menos en los últimos 24 meses, pero sus hechos, sus acciones lo corroboran.

Alguien a quien la crisis también le afectó al bolsillo, y especialmente en los dos últimos años de manera considerable a sus emociones. Por más que quería pensar que las cosas se pondrían mejor (fantasía, ya que no tenía hechos para creérselo) sus acciones eran, como las del gobierno, o sea recortar costes, apretar el cinturón por todos los costados, y mirar día a día, viendo como aguantaba. Eso si, teniendo una gran fe en el famoso dicho de que no hay mal que cien años dure, y una crisis de más de 5 años es muy dura, realmente dura, pero como todo, las crisis son también temporales, así que la fe en que se acabaría algún día nunca se fue realmente de su mente, aunque confesando que en el camino la esperanza estuvo como un depósito de gasolina en la marca roja, casi, casi al limite de parar, pues las fuerzas eran limitadas, las emociones de su equipo desgastante (posiblemente provocadas en parte por él mismo), las noticias en la tele y prensa eran/son depresivas, y las señales de un mercado recuperándose brillaban por su ausencia. Él decía, voy de esperanza en esperanza, (por los proyectos que iban saliendo pero nunca confirmaban) y juego porque me toca. Pues los proyectos, eran esperanzas…pero solo eso, ya que estos, la mayoría terminaban por no salir.

Un día, su fiel amiga y compañera de fatigas, le mira a la cara, y juntos deciden apostar, sus últimas reservas, especialmente emocionales, allá donde ven una luz. Esa luz, está a más de 9.000 kms de distancia. Saben de lo duro que es intentarlo, y que pueden perder más, no solo por no lograr resultados allí, sino porque quizás se pierda más en España por no estar presentes. Quizás lo que creen que pueden lograr allí, sea una fantasía, al fin y al cabo, llevan cruzando el charco más de 7 años, ¿Por qué habría de ser ahora diferente?

Y ¿por qué no? Él se dice así mismo, y le dice a ella casi incrédula pero repitiéndose seguramente así misma la misma frase. Si no creen en ello, es mejor no intentarlo. Así que DECIDEN creer, deciden mirar hacia las señales que les hacen creer, deciden hablar de las cosas positivas que tienen, incluido un equipo, que aunque inmerso en la depresión circunstancial, es un equipo capaz, y que como él y ella han capeado hasta ahora la situación a pesar de la crisis. DECIDEN CONSCIENTEMENTE hablar de las posibilidades que pueden surgir. Así, cambian algo en su aproximación al mercado que ya conocían, y que no acababan de entrar con fuerza. Y resulta que un buen día entra una llamada, una Multinacional les hace varias preguntas, les pide que les convenzan por qué debería ser ellos, el proveedor oficial para toda la región (Latinoamérica), cuáles eran sus fortalezas, sus valores diferenciales, etc… en ese momento, ambos vuelven a mirarse y recordar porqué habían andado más de 13 años juntos, porque la gente que habían creído en ellos, la gente que habían trabajado con ellos, salían impactados, creían en ellos casi más que ellos mismos (como ocurre en la relación coach-cliente muchas veces) y recordando los valores por los que se mueven, los comparten con las personas que tienen que decidir desde los Estados Unidos, y finalmente la multinacional decide que esta empresa es la mejor apuesta para formar a docenas y centenas de altos directivos en Coaching. Esto es plantar una semilla que sin duda en el tiempo creará un gran impacto positivo en las personas que ahí trabajan y por lo tanto en la corporación, líder mundial en su sector.

Esto, no solamente enciende la llama de una vela, casi apagada, sino que inyecta moral, pues acaso hay algo más bonito que saber que tu trabajo ayudará a otros a crecer, a impactar a su vez sobre sus equipos, sus equipos sobre sus departamentos, sus departamentos sobre sus empresas, y sus empresas sobre el mundo?
Así pues, hoy quiero contarte que si estás bajo de moral, si tus emociones están afectando negativamente a otros, si nada te sale como quieres, piensa… no hay mal que cien años dure, recuerda lo que te hizo emprender tu sueño en primera instancia, recuerda que a pesar de todo, hay gente que te quiere y que te apoya, búscales, habla con ellos. Ninguna crisis se superó individualmente, y ninguna crisis afecta a una sola persona. Siempre hay alguien con AMP cerca, búscale, aprende de él/ella. Emprende nuevos proyectos, aprende de ellos, ningún proyecto sale bien a la primera, ninguna persona sale perfecta de “fabrica”, la vida es un caminar, un descubrir, un caer y levantarse, un llorar y reír, un desamor y mil amores, un apagar la luz para poder ver el rojo de la mecha de la vela aún con calor. Todo eso y más son las pruebas que nos pone la vida. No hace falta que seas optimista, lo que hace falta es que DECIDAS hoy tener AMP, el resto, la vida te lo traerá y seguramente no será en alfombra roja, pero será lindo.

Te dejo con unas preguntas de Coaching Integral Transpersonal: Si supieras que una parte de ti en estos momentos necesita lo mejor de ti, palabras, muestras de cariño, apoyo, gestos, acciones, etc,

  • ¿Qué le dirías?
  • ¿Cómo se lo dirías?
  • ¿Qué harías o dejarías de hacer a favor de esa parte de ti?
  • ¿Cómo actuarías a partir de ahora? Y
  • ¿Cuándo comenzarás a realizar, mostrar, hacer, ser todo eso que esa parte de ti necesita en estos momentos?

Recuerda, fantasía es esperar que las cosas salgan bien sin hacer o cambiar nada al respecto. AMP es buscar que las cosas cambien a pesar de lo duro que estas puedan ser en estos momentos, y aunque no sepas cuál será el resultado.

Compartir esto:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0

4 Comments

  1. En momentos de dificultades lo más habitual es dejarse llevar por el desánimo y optar por mantener una actitud pasiva, esperando a que caiga el chaparrón, y procurando mantener el tipo para que la que está cayendo nos salpique lo menos posible. Y si nos ha salpicado o el agua nos llega al cuello … gastamos nuestras fuerzas en mantenernos a flote, intentando no ahogarnos en las turbulencias de la tormenta.

    La verdadera valentía es lanzarse detrás de una luz (porque siempre hay una luz, aunque a veces la cuestión es que no sabemos o no podemos verla) y seguir intentándolo. Sacar fuerzas desde dentro de nosotros mismos, contando con la gente que nos quiere y nos apoya para ir a buscar esa luz que simboliza la esperanza de salir de la oscuridad para volver a perseguir nuestros sueños o continuar nuestro camino.

    Me ha llegado al corazón la frase “recuerda lo que te hizo emprender tu sueño” porque muchas veces, cuando estamos en plena travesía del desierto, se nos olvida aquéllo por lo que un buen día decidimos intentarlo, aquéllo por lo que apostamos.

    Conozco y admiro profundamente a estas personas valientes, que durante años han sabido sacar adelante con empeño, ilusión y trabajo aquéllo en lo que creen. Y que deciden continuar, juntos, a pesar de las dificultades, con una Actitud Mental Positiva que se traduce en sus acciones, porque lo que hacen es aquéllo por lo que vibran.

    Mis felicitaciones por el ejemplo que dáis a tanta gente, porque “por sus hechos los conoceréis”. Y gracias por permitirme seguir aprendiendo de y con vosotros cómo plantar cara a las circunstancias cuando no son como nosotros querríamos.

    Un fuerte abrazo y todo mi cariño

    1. Gracias a ti Maria Antonia, por tu ejemplo de perseverancia y de AMP. Luchar como lo haces y no desistir de tus sueños es también un gran ejemplo.

  2. “Del pensamiento a la acción de la acción al éxito”. Cuando decidimos pensar, sentir y hacer estamos dando pasos firmes y seguros de lograr las metas. Ustedes desafiaron los momentos y el pensamiento en conjunto los llevo a visualizar y a perseverar hasta lograrlo. Ayer leí una frase de un campeón del futbol colombiano, muy admirado por su liderazgo y la forma como jugaba al futbol y conducía a su equipo.Participó en tres mundiales. dijo “cuando yo tenia 9 años soñe con ir a un mundial” y le preguntan y contó su sueno. El respondio “los sueños no se cuentan hay que realizarlos”.
    Quiero felicitarlos por alcanzar lo que queremos y sentirnos felices con lo que hacemos, asi hacemos felices a quienes nos quieren y admiran. Reciban un abrazo fuerte y mi mano para que continuemos avanzando.
    Una mañana, después de mi entrenamiento, dispuesto a hacer el estiramiento, observe a una niña que suplicaba a su abuelita que la subiera al columpio, al fin accedió. pedi permiso para ayudar a la niña, la impulse por su espada y le pedi que cuando estuviera en lo más alto estirara sus pies, al regresar, los recogiera para impulsarce de nuevo. Recorde entonces que” hasta las aguilas necesitan impulso para volar”. La actitud mental positiva es tener la capacidod de elevernos por encima de … todo loque nos limita.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*
 


− tres = 1