El mes pasado hablaba de la Actitud Mental Positiva e invitaba a que se busque por gente con AMP en tiempos difíciles, pues son los que más te pueden inspirar.

Hoy te escribo sobre la Actitud Mental Negativa, y como la mayoría de quienes la tienen, defienden que son realistas. Ay que peligro estar entre tanto realista!

Resulta, que casi nadie reconoce que tiene una A.M. Negativa. El que la tiene suele defender a capa y espada que está siendo realista, pero en qué se diferencian estos dos matices? Bien, mira a tu alrededor ¿Qué ves? El mundo anda al derecho o al revés? Y cómo lo sabes? Todos los que están cerca de ti, lo ven igual que tú? Estas no son más que algunas preguntas que te puedes hacer, pero no lo es todo.

Para que uno sepa si tiene una A.M.N. o está siendo realista, busca por hechos que ni el propio optimista pueda refutar. Ese es el paso nº 1. El nº2, escucha cómo describes los hechos. Si una botella está a la mitad de agua, ¿cómo la ves tú? O mejor dicho, ¿qué vas hacer con esa información? Si piensas que no te queda para mucho, entonces es que estás del lado de la A.M.N. Ahora si piensas que vas a disfrutar de todo lo que queda a pesar de que no será suficiente para llegar más lejos, entonces estarás siendo realista.

La cuestión es que, escuchamos muchas quejas a diario, y la mayoría vienen de gente con A.M.N. aunque a veces, uno lo es por estar sobrecogido por sus emociones, siendo optimista en otras veces. Y eso se puede tolerar, pero cuando oímos estas quejas o visión de mundo de manera negativa repetitivamente, a uno se le va minando la energía. Por ello, hoy quisiera hacer una invitación a todo el que lea esta editorial. Si sientes que hay mucha gente, o aunque solo sea una persona con A.M.N. pero que está muy cerca de ti, o te influye mucho, busca a otras con A.M. Positiva que te contrarreste la energía negativa por la positiva. Busca a personas que te den energía, que sepan exponer las cosas de manera que te anima a creer, a seguir avanzando por difícil que sea la “realidad”. La realidad no es más que una manera de ver las cosas, normalmente compartida por la mayoría (aunque no siempre), al igual que otra manera es ver la botella medio vacía, pero también se puede ver media llena, y está en ti, si a ti mismo te cuesta verlo, que al menos te rodees de gente que puede verlo, pues todos necesitamos de estos para animarnos, para tener esperanza.

Te dejo con unas preguntas de Coaching Integral Transpersonal:

Si tuvieras a un amigo o amiga que en estos momentos necesita lo mejor de ti, palabras, muestras de cariño, apoyo, gestos, acciones, etc,

  • ¿Qué le dirías?
  • ¿Cómo se lo dirías?
  • ¿Qué harías o dejarías de hacer a favor de esa persona?
  • ¿Cómo actuarías a partir de ahora para ella?

Y si esa persona amiga tuya, fuera en realidad tú mismo, ¿Qué pasaría con todas tus respuestas? Cómo puedes hacer para mantenerlas para ti, o para buscar a alguien que te responda en la manera que tú lo hacías cuando era para otra persona?.

Recuerda, fantasía es esperar que las cosas salgan bien sin hacer o cambiar nada al respecto. AMP es buscar que las cosas cambien a pesar de lo duro que estas puedan ser en estos momentos, y aunque no sepas cuál será el resultado.

Compartir esto:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0

3 Comments

  1. Gracias por estas palabras inspiradoras y estimuladoras José Luis!

    Interesante esto de AMP y AMN; y si decidimos salir de esta dualidad? Que tal hacer unos pasos atrás y mirarlo con otra “Actitud Mental”? Talvez podemos agradecer tanto lo negativo en nuestro alrededor como lo positivo, y usar las emociones; tanto negativos – como de crisis, tanto positivos – como de fiesta, amor, alegria, para adelantarnos en nuestros caminos de la vida? Talvez, y entonces como sería nuestra realidad?

    Abrazotes! Feliz fin de semana! Aqui llueve chorros, y que bien! Hacia falta! :-)

    Christer

  2. Yo llego más lejos, pienso que ni siquiera es una visión objetiva, Porque yo como persona positiva que me considero, aunque reconozco que pasan cosas negativas, pero prefiero fijarme en las buenas que también pasan, pero que los “realistas” dejan de lado, y eso también es realidad. Con lo cual el negativo que se considera realista, tampoco lo está siendo porque está dejando de lado las cosas buenas que también pasan para fijarse solo en las malas.

    Entonces llegamos a un punto en el que decimos: Vale, ninguno de los dos está siendo realista, pero ¿de que te sirve ser negativo y de que positivo? Pues siendo negativo conectas con eso, y aún empeorarás tus emociones, y acciones, con lo cual todo empeorará a tu alrededor. Siendo positivo de entrada eres más feliz, y harás lo necesario para que todo mejore, que podrá salirte bien o no tan bien, pero la actitud positiva te ayuda a verlo como un aprendizaje y seguir adelante.

    Tan solo por el hecho de ser más feliz ya valió la pena, y no se está en los mundos de yupi como dicen los realistas, simplemente prefieren fijarse en otra realidad que es tan real como la negativa.
    Los “realistas” han preferido fijarse en la realidad menos amable.

    Saludos y gracias por el post

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*
 


− 1 = tres